GUERRA DE CONSOLAS

GUERRA DE CONSOLAS

Antes de tener conciencia de nosotros mismos y de que nuestra personalidad esta mínimamente desarrollada ya nuestros padres comparan:

Mi bebe es mas guapo, mira que esta en los percentiles mas altos, ha empezado a hablar antes…

Después crecemos y nos comparamos con amigos y compañeros, que si tengo mejores zapatillas, que si corro más que tú, que si saco mejores notas, quizá heredado de nuestros padres pero nos va en la sangre.

Madrid o Barca, PP o PSOE, el mundo y sobre todo España es una dicotomía y nos encantan los extremos.

En 2020 ya no nos debería extrañar que la guerra de las consolas o de las plataformas exista, quizás su inicio era menos extremo o nos llegaba menos porque no existía la herramienta del mal que mas daño a hecho a la historia de la humanidad: (twitter).

Vivíamos felices con nuestra “Nintendo” o nuestra “sega” hasta que comprábamos la Micromania o la Hobby consolas y descubríamos que la competencia quería usurpar el puesto de nuestra consola como “la mejor”, eran cartas de los lectores que se centraban en quien hacia mejor estos efectos, quien tenia mas potencia o quien tenía mejores exclusivos.

¿Aún seguimos extrañándonos de que la gente se “pelee” para intentar convencer al universo que su plataforma es la mejor?

Entonces apareció Sony, culpa de Nintendo o no era algo necesario cuando el ocaso (autodestrucción) de Sega era ya inminente, la guerra cambio de protagonistas pero el fondo era el mismo, ya las revistas pasaron a ser foros en internet, algo rudimentarios pero que conseguían llegar a más público y la participación cada vez mas parcial de los medios quizás acentuaba la batalla.

La aparición de Microsoft en el partido ya desencadeno el apocalipsis hater (dijo un día Paquita Salas: “ellos los llaman haters pero yo les llamo hijos de puta”), YouTube es el mal, twitter el diablo y la prensa especialiciada lucifer, de la prensa lo entiendo, viven de quien les paga y si a mí me pagara Nimpondo por promocionar su consola no dudaría en decir que es la mejor, pero youtubers con 500 seguidores, twiteros a los que les sigue su abuela para hacer bulto y podcasters que con 1000 escuchas se creen que importan dan más pena que otra cosa.

La batalla consolera se supone eterna incluso cuando no existan las consolas y desde su pedestal siempre existirá la insolencia del master race de turno que con fps todo lo arregla pero eso es otra historia…

Propongo que nos divirtamos, si alguien alaba a sony les decimos que solo quieren que japonesadas, si te gusta Nintendo les decimos que son juegos para niños, si eres de Xbox le decimos que no tiene exclusivos ni catálogo, y si lo que te va es el pc le hablamos de economía y que con 5 años no tenemos que gastar más, El master race argumentara que la inversión es una y que luego compensa con precios y no pagar online y al final acabaremos discutiendo si teclado o ratón.

No nos tomemos en serio a estos que hablan más que juegan y mientras sepamos mantener la distancia, este juego de niños será una diversión más dentro del mundillo de los videojuegos.

No os voy a engañar, tengo mis preferencias, pero las cambio cuando me da la gana, hoy soy del contrario al que a ti te gusta pero siempre seré yo el que gana.

Compartir:
Etiquetas:
,